lunes, octubre 12, 2009

La Guerra de la Dependencia

Ya es hora que los precursores de nuestra futura dependencia asomen la cara. A estas alturas, debería estarse incubando una corriente dependentista, anti-emancipadora, que nos permita lograr los objetivos que no hemos podido alcanzar desde la independencia de España.
Si el éxito de una sociedad se mide comparando sus indicadores de nivel de vida respecto a otras sociedades, es claro que América Latina -algunos más que otros- ha fallado.
En fin, no tiene caso revisar nuestro largo historial de fracasos y dudosos éxitos, simplemente lo echamos a perder, y ya.
¿Qué coche vamos a elegir para subirnos al vuelo?
¿Quién soportará compartir su riqueza con varias decenas de millones de hambrientos y semianalfabetos indios, que de pronto se presenten en su patio blandiendo la bandera del anfitrión?
Obviamente, nadie. Por allí no va la cosa.
En general, los nativos latinoamericanos (es decir, todos nosotros, indios, blancos, chinos, negros y los diversos matices intermedios) nos caracterizamos por una gran ociosidad, la propensión al fraude, la falta de deseos de superación, y en no pocos casos, por la falta de higiene.
No obstante, la cosa cambia cuando somos migrantes en países con mayor desarrollo que los nuestros.
De pronto, nos convertimos en dechados de limpieza, respetuosos de las leyes, trabajadores y circunspectos ciudadanos que pagan sus impuestos con prolija puntualidad.
¿Qué nos pasa?, pues creo que sabemos que somos una minoría en una sociedad que sí cumple con las leyes, y sabe como hacerlas cumplir. En casa, en cambio, todos jugamos al todo vale.
Es pues hora de la heroica dependencia, y yo, precursor de causas perdidas y gloriosas, voto por que nos unamos al Brasil.
Sí, a Brasil, y no por el futbol o las garotas.
Brasil tiene los mismos problemas que nosotros. Comparte las mismas calamidades sociales. No obstante, es claro que su gobierno, su Estado, está dirigiéndose a paso firme hacia el desarrollo.
No están abocados a repartir la pobreza actual entre todos, sino, a crear riqueza. A empujar ese poderoso remolcador que es la empresa privada, y guiarlo donde más le conviene al país. No hay duda que cuando Brasil logre aprender a crear/comercializar tecnología de punta, manarán chorros de abundancia hacia las plataformas más bajas de su sociedad y las favelas pasarán a ser curiosidades de la historia.
Quien crea hoy que Brasil está comprando armas a Francia por miles de millones de dólares, está muy equivocado. Brasil está comprando tecnología de punta. Pues a cambio de las cuantiosas adquisiciones de material bélico, Francia le transferirá tecnología para que Brasil pueda producir en sus astilleros sus propios submarinos nucleares, ni más ni menos.
Francia no tiene opción, si no son ellos, serán los alemanes o norteamericanos, pero Brasil conseguirá lo que está buscando.
Embraer, la gran empresa de aeronáutica brasileña, es un ejemplo muy claro de lo que buscan los brasileños. Esta empresa se asoció en los setentas con la americana Piper para producir aviones medianos en Brasil, a cambio de transferencia de tecnología. La compañía brasileña es hoy una de las poderosas industrias mundiales de aviación civil. Fuertes en la producción de fuselajes y diversos, no producían los equipos de alta tecnología: motores, radares, sistemas de aterrizaje, y atrajeron hacia sí ese conocimiento. No hay duda que su objetivo a mediano plazo, será sin duda, ingresar en el reducido mercado de la industria aeronáutica de envergadura, hoy copada por la Boeing y Airbus. Para eso la empresa necesitará adquirir más tecnología de punta, lo que sin duda hará con el respaldo del gobierno brasilero. Y Embraer, es una empresa privada (privatizada).
Acojámonos a este modelo, dejémonos gobernar por los sabios estadistas brasileños. No hay forma de alcanzar el desarrollo y bienestar de los pueblos, si no se genera riqueza. Brasil tiene la respuesta y no es un secreto.
¡Dependencia ahora!. Crucemos los Andes hacia la Selva flameando la gloriosa bandera verde amarilla con el globo azul, antes que ya no sea demasiado tarde, porque no hay nada peor para no sanar a un enfermo, que las recuperaciones pasajeras y milagrosas, que sólo anteceden a las recaídas más espantosas de este sufriente Prometeo que es Latinoamérica.
Los que estén conmigo, digan Yo.

Muito obrigado.


Etiquetas:

lunes, abril 20, 2009

Hello, Mr. Foe (Ojo, Spoiler)

Mr. Foe, es una interesante película escocesa del 2007 (David Mackenzie), que además cuenta con un excelente soundtrack en el que destaca Franz Ferdinand con el tema Hallam Foe Dandelion Blow.
La historia trata de un muchacho llamado Hallam Foe (Jaime Bell), quien está obsesionado con su madre muerta, y culpa de dicha muerte a su madrastra, quien cree, la envenenó.
El chico, que para estar bastante crecidito espía al mundo desde su casa del árbol, parte pronto del castillo paterno (sí, vive en un castillo), cuando luego de haber encarado a la madrastra termina acostándose con ésta en el cuarto arbóreo.
Ya en Edimburgo, Hallam divisa a una chica (Sophia Myles) que le recuerda fuertemente a su finada madre y la sigue hasta el hotel donde trabaja.
Habiendo conseguido trabajo como lavaplatos en el mismo hotel, Hallam se dedica a espiar a Kate (la referida chica), tanto desde una torre del hotel desde el cual se divisan las ventanas del departamento de la chica, como desde el propio techo del edificio de la chica, obteniendo un primer plano inigualable.
Y en una de esas sesiones de espionaje está, cuando ve entrar al departamento a un ejecutivo del hotel (tipo casado), quien sin saberlo le brinda al mirón un curioso espectáculo con la chica de sus sueños.
Cierta tarde en que Hallam se dirige a su atalaya es descubierto por el ejecutivo, quien al percatarse de a quien espía el muchacho, lo despide. Al regresar a casa ese día, el ejecutivo se topa en su sala con Hallam quien está jugando con su hijo en compañía de su esposa, la que le comenta lo gentil que es el joven mensajero de su empresa.
Chantajeado por el chico, al ejecutivo no le queda otra opción que reponerlo, pero con el consiguiente odio a muerte.
Una noche el ejecutivo se dirige al observatorio de Hallam, y a través de los prismáticos del muchacho lo observa a este bien sentado en el techo espiando a la chica.
Pocos minutos después el tipo irrumpe en el departamento de la chica y toma violentamente a la chica a fin de perturbar a Hallam quien sale huyendo.
Más tarde Hallam y la chica salen juntos, y terminan juntos en el mismo hotel. Como consecuencia de eso la chica decide romper con el ejecutivo. El tipo no queriendo renunciar a los placeres que la muchacha le depara, trata de forzarla una noche pero es interrumpido por el ubicuo Hallam quien desde el techo se descuelga por la ventana para salvarla, pero perdiéndose a la vez.
En fin, luego de algunas vicisitudes adicionales, Hallam viaja a su castillo para ponerse en paz con la madrastra (lo que logra luego de casi asesinarla), y al regresar a Edimburgo, se encuentra con que Kate está… mmm, ocupada.

Etiquetas: ,

sábado, marzo 07, 2009

¿Desde Cuándo Estamos Acá?

El otro día estaba pensando en lo corta que es la vida. Reflexionaba sobre cómo todo había cambiado desde que crecí. Cuando era niño mis abuelos estaban setentones. Los veía contorsionarse en los bailongos familiares. Mis viejos, más jóvenes -rozando los 30 años-, se quejaban solapadamente de los viejos y querían más acción.
Ahora mis viejos están setentones y cansados, y hace rato que pasé la barrera de los 30. La vida sigue su impulso ¿insulso? Nos hace sentir especiales, únicos. Nos olvidamos que cada segundo que el reloj avanza es un tiempo que jamás recuperaremos. Y que aunque seamos modelo de comportamiento seremos pasto de los gusanos (o el fuego) algún cercano día.
Me decía, ¿qué sentido tiene venir e irse tan efímeramente si sólo veremos el universo un lapso de tiempo tan pequeño de la vida de éste, que es casi imposible poner en cifras porcentuales?.
Otra cosa sería si fuéramos inmortales, si pudiéramos ver/saber el funcionamiento del universo.
Si siempre estuviéramos acá.

Entonces me di cuenta que siempre hemos estado acá. Y seguiremos estando probablemente hasta el fin del universo.
La materia, por lo general, no se crea ni se destruye. Unicamente se transforma. Un árbol que se quema presenta sus átomos de otro modo. El fuego no los "destruye" sólo los cambia de forma.
Desde que nacemos incorporamos materia en nuestra materia. Esos centímetros que ganamos cada día desde que somos niños, no son otra cosa que los estofados, pollos y chocolates engullidos.
Tomamos prestada materia del universo, la incorporamos a nuestro organismo y la hacemos parte de nosotros.
Luego, al "morir" nos tocará devolverla. Tal vez seamos fertilizante que se incorporará en las lechugas de una futura generación, y así, algunos de nuestros átomos podrán formar parte de los organismos de otras personas, animales, vegetales, minerales; o hasta objetos "producidos" por el hombre.
Conque cuidado con las moscas que matas, por allí puede estar volando algo de tu tatarabuelo.

Etiquetas:

Bajocero - Aurora Boreal EP

Cuando inicié el blog mencioné que había grabado un disco. La verdad no me apetecía colgarlo, pero han pasado ya unos años desde que grabé dicho EP, y prefiero que esté por ahí, flotando en el ciberespacio, que empolvándose. Es que sólo edité 8 discos que regalé a amigos, y eso fue todo, nunca lo puse a la venta, pues no lo grabé con esa intención, sino que traté de poner en simples acordes los pensamientos e ideas que tenía dentro de la cabeza. Es decir, "plasmar mi sentir" (que frase tan trillada).
Me he animado, porque envié el disco al blog de Shoegazeralive2 -esa excelente página que regala tanta buena música-, y el master le puso el comentario de "Shoegazer from Peru. Good!!!".
Eso me emocionaría, pero tampoco creo que sea shoegazer, je.
Como sea, el link para bajarse el disco está en el título del post (que remite al fabuloso blog mencionado).
Cuidado con la indigesta, algunos han tratado de suicidarse luego de escucharlo.

Etiquetas:

miércoles, octubre 01, 2008

Cocó en el Ciëlo.

La madrugada del domingo 28 último, la vida llegó a su fin para Cocó Ciëlo (Arequipa, 1968), integrante del increíble dúo Silvania, junto con su compinche de siempre, Mario Telegram.
Para mayores noticias basta escribir en Google: Jorge Luis Revilla Coco Cielo, y aparecerán abundantes referencias acerca de su vida transgresora y audaz, así como de su asesinato en Madrid, donde vivía por más de una década, y fue figura relevante en el underground español.
Con la desaparición de Cocó se desvanecen las últimas esperanzas de ver tocando a Silvania en Perú. Para quien no sabe nada de esta música dulce-etérea, le sugiero bajarse el En Cielo De Océano, o el recopilatorio Soleneide Says: http://shoegazeralive2.blogspot.com/search/label/Silvania
En la foto, Mario a la izquierda y Cocó a la derecha.
Salve Cocó, tu rostro y tu música permanecerán como la hoja de un árbol que llegó hasta el cielo, y que el otoño guardará en mi memoria.

Etiquetas:

domingo, septiembre 14, 2008

Olmedo, Estadista y Poeta Americano – Víctor Manuel Rendón

Este escritor guayaquileño vio publicado este libro en 1904 y en idioma francés, pues en ese entonces vivía en París.
Según el biógrafo Adolfo Perez Pimentel, En 1.908 Rendón publicó en Madrid dos colecciones de poesías románticas bastantes anodinas, tituladas “Telefonemas” y “Telepatías” en 263 y 248 págs. respectivamente, mientras el poeta y diplomático peruano José Santos Chocano conmovía al gran público con su poesía americana, modernista, rimbombante y declamatoria, al punto que lo apodaron el “Sinsonte peruano” por su canto muy variado y melodioso.
El libro que nos ocupa está centrado en la figura de José Joaquín Olmedo, tal vez el Guayaquileño considerado más ilustre de esta ciudad. Veamos algunos conceptos de Rendón:
José J. Olmedo nació en Guayaquil el 20.3.1780 cuando dicha ciudad se encontraba bajo jurisdicción militar del Perú, pero formaba parte de la Presidencia de Quito. En la aurora de la independencia Guayaquil se convirtió en objeto de codicia de los dos nacientes países: Colombia, a la que Bolívar alentaba en sus pretensiones, y el Perú, que creía tener ciertos derechos.
A los 14 años, Olmedo es enviado a Lima para que estudie filosofía y matemáticas en el prestigioso Colegio San Carlos. Al término de sus estudios escolares obtuvo la cátedra de filosofía en la limeña Universidad de San Marcos.
La razón por la cual Olmedo fue enviado a Lima la explica Rendón: Perú, domicilio de Pizarro y de fastuosos reyes, siempre fue la colonia española que más visitaron, y en gran número, los espíritus más cultivados, aún eminentes, venidos de la Madre Patria. En Lima, la célebre Universidad de San Marcos, donde Olmedo culmina sus estudios, databa del siglo XVI, y, rival de la México, era más próspera, más opulenta y la más concurrida de toda América.
Tal es así, que la imprenta se introdujo en el Perú cuarenta años antes que en lo que hoy es Ecuador.
Al independizarse Guayaquil, el 9 de octubre de 1920, Bolívar se apresura a escribir al nuevo gobierno (dirigido por Olmedo), acerca de las ventajas de una anexión de la nueva provincia liberada, a aquellas del norte que formaban la Gran Colombia. En Guayaquil los ánimos se encontraban divididos entre aquellos que pensaban que debían ser parte de Colombia, o del Perú que la había tenido bajo su jurisdicción (militar). También estaban los terceros que aspiraban a la creación de un nuevo estado independiente.
Pero Bolívar no les dio tiempo para deliberaciones, sino que envió un contingente de su ejército colombiano -al mando de Sucre- con el pretexto de la ayuda, pero en realidad en apoyo a su pedido de incorporación a Colombia. Poco después Sucre organizó un cuerpo expedicionario reforzado por un batallón que San Martín le envió desde el Perú, y logró la decisiva victoria de Pichincha.
Luego de la victoria, llega Bolívar a Guayaquil, y sin darles oportunidad de pronunciarse y menos decidir a los locales, hace flamear la bandera colombiana. En respuesta, los miembros del gobierno teniendo a Olmedo al frente y seguidos de más de doscientos notables ciudadanos que los acompañaban, emigraron al Perú, protestando así contra los acontecimientos ocurridos.
Olmedo, como hijo de Guayaquil, anhelaba la creación de un estado propio. Habiendo recibido su educación en Lima, el carácter sosegado e indolente de los peruanos, poco diferente al suyo, y los recuerdos de sus primeros años, lo ligaban al Perú. Como americano, admiraba el coraje y tenacidad de los soldados de Colombia.
Estaba poco tiempo Olmedo en el Perú, cuando fue absorbido por la vida política de este país. Así, él fue uno de los encargados de elaborar el proyecto de la nueva constitución que iba a tener el Perú y tuvo el honor de ser designado para redactar el informe. Olmedo quedó entonces, como un peruano más, encargado de diversas actividades al servicio del gobierno peruano. En esa época, Olmedo siempre que se refirió al Perú (fue mensajero –por escritor– del congreso peruano), lo hizo como la Patria.
Luego de la independencia del Perú, en la cual tuvo activa labor Bolívar, Olmedo se amista con este, y regresa a Guayaquil, donde fue alcalde. Incluso fue nombrado ministro de Relaciones exteriores de la Gran Colombia en dos oportunidades, pero se excusó. Al crearse el Ecuador, fue vicepresidente. Muere en 1847, dedicado entonces a la poesía.
Acerca de la nacionalidad de Olmedo, Rendón acota lo siguiente: la ciudad de Guayaquil donde nació Olmedo fue alternativamente una ciudad española dependiente de la autoridad militar del Perú, luego, después de haber sido una ciudad libre, fue parte de la Gran Colombia, y terminó siendo ecuatoriana.
A causa de esto, Olmedo fue español, peruano, colombiano y ecuatoriano. El Perú, quien le otorgó cartas de naturalización (por lo que en papeles Olmedo es peruano de nacimiento), y Colombia, pueden disputar al Ecuador este hijo ilustre.
Una última curiosidad. Olmedo fue encargado por el gobierno de Ecuador de reclamar los restos del General La Mar, cuencano de nacimiento y expresidente del Perú. El Perú se negó indicando que La Mar, al consagrar al Perú su espada, su sangre y su vida, lo había adoptado como su patria. El Perú nunca dejó de honrar su memoria.

Etiquetas:

La Caída del Gobierno Español en el Perú, El Dilema de la Independencia – Timothy Anna

Anna es un historiador canadiense, profesor de la universidad de Manitoba (¡Jau!), Winnipeg. Sus laureles están en su libro (1979), y me resulta largo enumerarlos. La cuestión central de su libro es responder la pregunta de ¿porqué la lucha por la independencia en el Perú empezó tan tarde? –en el contexto latinoamericano-, y ¿porqué costó tanto obtenerla, hasta el punto que tuvo que conseguirse con intervención foránea? (San Martín con sus chilenos, Bolívar con sus grancolombianos, y hasta marinos ingleses). Esta pregunta la responde Anna (y también Jorge Basadre en su monumental Historia de la República del Perú).
El poder español en Sudamérica se inició e hizo más fuerte en el Perú, específicamente en Lima. A pesar de no ser una región rica, concentró poder y desde acá no sólo se conquistó el resto del continente; sino incluso, cuando se inició en diversas partes la lucha por la independencia, desde el Perú se apagaron estos focos, utilizando milicia peruana (sin ayuda española, ya que iberia estaba invadida por napoleón). Veamos que dice Anna.
Según Anna la independencia del Perú no tiene vínculo con la de México (sobre la cual también ha escrito), pues ambas, las dos colonias españolas más grandes en América, tuvieron procesos de independización que obedecieron a diferentes factores. La de México fue influenciada por la pérdida gradual de autoridad para gobernar, y la del Perú, por factores más prácticos. Uno de ellos, la pobreza. Esta miseria explica no sólo la independencia, sino la resistencia contra la independencia, pues muchos peruanos lucharon bravamente bajo la bandera española. Fue la pobreza quien derrotó a los realistas, y luego a San Martín.
Lima, la ciudad más importante del Pacífico español, no era una ciudad rica si se la compara con estándares europeos. El Perú era rico sólo en un producto: la plata.
El Virreinato del Perú iba tirando hasta que en 1776 sufrió un golpe desastroso para su economía: la monarquía borbónica creo el Virreinato del Río de la Plata, con su capital en Buenos Aires, lo cual le arrebató a Lima el control sobre estos vastos territorios del sur. Peor que eso, el Alto Perú (hoy Bolivia), fue separado del Perú y entregado al Virreinato advenedizo. Los virreyes que se sucedieron en el Perú siempre reclamaron a la corona la ausencia de las ricas plata del Alto Perú, lo cual los privaba de una fuente de riqueza muy importante, convirtiendo al Perú “un pálido simulacro de lo que fue antes”.
La pérdida del Alto Perú despojó al (Bajo) Perú de su propia colonia virtual, que fue entregada a Buenos Aires, dándole a ese puerto un impulso mayor en su objetivo de reemplazar a Lima como el más importante centro comercial de América del Sur, característica que ostentaba Lima hasta entonces. Fue la geografía quien determinó al ganador (BsAs). Así, Lima perdió el monopolio del comercio pues no podía competir con Buenos Aires, bastante más cerca de Europa, y por donde fluían las importaciones y exportaciones del Alto Perú. En 1778 se declaró el libre comercio marítimo y los puertos de Chile e incluso puertos menores del Perú, le robaron carga a Lima. El principal puerto competidor de Lima era Guayaquil aunque nunca igualó a Lima. Guayaquil fue transferido al control del virreinato del Perú en 1803, pero regresó a la jurisdicción del virreinato de Nueva Granada en 1809.
Con la apertura del comercio marítimo, vino la lacra del contrabando. Pronto productos europeos y hasta asiáticos competían con la incipiente industria peruana. El Perú era demasiado dependiente de sus exportaciones de oro y plata, y tenía que importar productos manufacturados y hasta alimentos. Adicional a eso, el territorio extraordinariamente difícil del Perú, era una limitante para la agricultura y el comercio.
Triste situación para un virreinato fundador. El Perú tenía una aristocracia y una nobleza inigualable en el continente. El total de los títulos de Castilla en Perú era mayor incluso que los de Nueva España (México). En el Perú se ostentaba nada menos de 105 títulos nobiliarios que incluían a un duque, 58 marqueses, 45 condes y un vizconde. En México sólo había 63 títulos. La diferencia se explica por la precedencia histórica del Perú sobre México durante los dos primeros siglos de la colonia (hoy la economía mexicana está tan lejos de la peruana, como Plutón de la Tierra). Incluso, los dos primeros presidentes del Perú independiente: Riva Agüero y Torre Tagle, fueron marqueses (o exmarqueses).
De las Intendencias del Perú, las más poderosas económicamente eran claramente las de Lima y Arequipa (muy cerca ambas en su PBI).
Volviendo al tema de la independencia, no obstante el hecho de la pobreza, los reclamos del Perú a la península se reducen a quejas de comercio, finanzas, nombramientos, etc. En Perú había en ese entonces un gran segmento de la sociedad para quienes el modo de ser y pensar español aún tenía sentido y era la única forma racional de gobierno.
No hay relación, por lo tanto, entre la burguesía peruana y el levantamiento de Túpac Amaru en 1780-1781 que constituyó el desafío más serio al gobierno español antes del movimiento independentista, y la más terrible rebelión indígena en la historia de América.
De otro lado, Anna desvirtúa que los pensadores de Lima hayan sido precursores de la independencia. De hecho, en sus palabras, el Perú produjo uno de los grupos más grandes y significativos de pensadores de la Ilustración en toda América del Sur. Pensadores fuertemente influenciados por los filósofos de la Ilustración, con conocimientos de los escritos de Locke, Descartes y Voltaire. La cabeza de este ilustre grupo de pensadores fue José Baquíjano y Carrillo. La generación que sucedió a la de Baquíjano, tuvo mentes brillantes como las de Manuel Lorenzo Vidaurre, José Faustino Sánchez Carrión y Francisco Javier de Luna Pizarro (¡tremendo arequipeño este!). No obstante, estos librepensadores, eran críticos al régimen, no rebeldes. Con la independencia -casi impuesta-, estos cerebros se abocarían a construir la democracia del país, siendo especialmente activo Luna Pizarro.
Hasta ahora está claro que el Perú abrazaba la causa española, producto de la fuerte presencia hispana en el territorio. Incluso, durante las primeras revueltas independentistas, el Virrey Abascal utilizando contingentes del Perú, aplastó rebeliones en Quito, Chile y el Alto Perú. Las fuerzas peruanas, con un ejército regular de apenas 1,500 hombres y con sus 4 generales peruanos (uno de ellos José Manuel de Goyeneche, arequipeño), fueron enviadas una y otra vez contra Quito en el norte, Chile en el sur, y contra los ejércitos de Buenos Aires en el Alto Perú. Tal es así, que en 1810 Abascal reanexó el Alto Perú al Virreinato del Perú. Cuando no se envió tropas, desde el Perú se envió fondos para ayudar la causa realista (Montevideo, Quito, el Alto Perú, Chile y ¡Acapulco!). Abascal uvo que declinar un pedido de la corona para que también apoyase a Bogotá y Panamá, indicando que el tesoro peruano ya estaba apoyando a las anteriores regiones. Incluso, Abascal debió enfrentar 4 rebeliones dentro del mismo Perú.
Así, en palabras de Anna, durante 5 años el Perú fue el bastión del poder español y su éxito militar fue impresionante. Hacia 1815 sólo Buenos Aires seguía independiente. El ejército realista del Perú, había destruido y derrotado a los gobiernos rebeldes de Quito y Santiago, y desalojado varias veces a los rebeldes que ocupaban La Paz. Un siglo después, Germán Leguía (¿Quién es ese?, el jugador de fútbol no creo, debe ser el expresidente Augusto B. Leguía), declaró que el extraordinario éxito de Abascal probaba que el pueblo peruano, si estaba bien gobernado, y los soldados peruanos si estaban bien dirigidos, eran invencibles. Es más, el Perú consiguió todo esto virtualmente sin apoyo de España, encendida por la guerras napoleónicas en ese entonces.
Respecto a Guayaquil, Anna menciona que la representación peruana en la Cortes Extraordinarias (que funcionaban en Cádiz, España), estaba compuesta por 12 miembros, representantes de diferentes ciudades del Perú. Uno de estos representantes era el guayaquileño José Joaquín Olmedo.
En la página 219 consigna lo siguiente: Guayaquil se rebeló en octubre (de 1820). El estatus de la jurisdicción de Lima sobre Guayaquil no era claro en ese entonces. Una real cédula del 23 de junio de 1819 había devuelvo Guayaquil a la jurisdicción de la audiencia de Quito en todos los asuntos criminales, civiles y del tesoro, pero el Perú se mantenía como responsable de su defensa militar. Muchos ciudadanos de Guayaquil se consideraban como parte de Quito, cuya capital estaba a sólo ochenta leguas de distancia en vez del Perú, cuya capital estaba a 300 leguas, y otros aspiraban a una existencia completamente separada. Esto llevaría a posteriores disputas entre el Perú y Ecuador.
En el siguiente posteo veremos que, en efecto, con la independencia Guayaquil debía optar entre Colombia, el Perú y acaso la creación de un nuevo estado, pero Bolívar se adelantó y so pretexto de proteger Guayaquil, la invadió, generando una fuga hacia el Perú de mucha gente valiosa…

Etiquetas:

Notas de un viajero - Descripción del Perú, Tucumán Río de la Plata y Chile – por Reginaldo de Lizárraga

(Manuscrito inédito del siglo XVI al siglo XVII, publicado en el 2002)
El buen Reginaldo fue un dominico nacido en 1539 o 1540. Sus crónicas permanecieron inéditas hasta este siglo. Estas abordan la descripción de los territorios visitados por el dominico que le dan título a la obra.
El Perú es un reino largo y angosto que comienza desde el puerto, o por mejor decir, playa llamado Manta, y por otro nombre Puerto Viejo . Pues sí, desde allí comenzaba el virreinato. El hoy Portoviejo en Ecuador, recibió a Francisco Pizarro en su tercer y definitivo viaje al Perú en 1531, y fue el primer lugar colonizado en tierra peruana (hoy ecuatoriana), de ahí, el nombre.
A continuación de Lizárraga describe la punta de Santa Helena (Santa Elena en Ecuador, reciente provincia independizada de Guayas), y el pueblo de Santiago de Guayaquil (el puerto más importante del norte peruano en ese entonces). Desde ya se advierte en el relato la vinculación económica-mercantil de Guayaquil con Quito, lo que a la postre le costó al Perú perder este importante puerto.
Luego el autor se explaya en lo que hoy es Tumbez, y así de paseo por toda la costa peruana. Se detiene mucho en Lima holgándose con la descripción de iglesias, conventos y demás, en especial lo perteneciente a su orden dominica.
Luego de seguir bajando hasta Arequipa, Arica y llegar a Copiapó (en centro-norte de Chile) que es “el primer repartimiento del reino de Chile”.
En el capítulo LXIX salta de regreso a Quito y lo describe como lo que era en esa época, una dependencia del Virreinato del Perú, a pesar que jurídicamente tenía audiencia propia.
Luego sigue en lo que es hoy Ecuador, describiendo los repartimientos del virreinato peruano: Quijos, Riobamba, Tumibamba (Cuenca). Respecto a Tumibamba, menciona que los incas en sus luchas de conquista sufrieron una fuerte resistencia del pueblo Cañar. Vencidos los cañaris, aquellos a quienes se les perdonó la vida fueron enviados como colonos a Jauja, en la sierra central del Perú. Los cañaris lograron vencer a Huayna Cápac en la primera embestida inca, e incluso lo hicieron prisionero para después dejarlo ir. El Inca regresó y esta vez aplicó la política de tierra arrasada. El pueblo Cañar desapareció de este lugar.
Prosigue el relato describiendo la ciudad de Loja, Cajamarca y la sierra norte del Perú, hasta lo que hoy es Bolivia (y que era del virreynato peruano): Copacavana(sic), Desaguadero, La Paz, La Plata (hoy Sucre), Potosí.
Prosigue su relato indicando cómo llegó a Tucumán y Salta (actual Argentina), mencionando que el territorio de esta última es falda de la “cordillera grande de este reino del Perú”.
Deja notar el autor, la influencia de Santiago de Chile sobre Tucumán y Mendoza, ciudades que pertenecieron y/o fueron fundadas por españoles avencidados en aquella. No obstante, la importancia del Perú y con mayor razón de Los Reyes (como llama el autor a Lima, la metrópoli controladora de todas estas regiones en Sudamérica) absorbía cualquier influencia, formando un núcleo desde el cual se distribuía poder e influencia, y acaparaba incluso los productos extraídos de la zona sur del continente.En el capítulo LXXIV menciona a Coquimbo como la primera ciudad del reino de Chile, ya que las actuales provincias norteñas de este país, estaban bajo el control directo de Los Reyes. Chile en sí, estaba bajo el control indirecto de Los Reyes. Cierra el libro con una descripción de los indios chilenos, quienes al parecer vivían en una etapa de barbarie extrema.

Etiquetas:

El Palacio De La Conquista Y Otras Curiosidades Sobre Pizarro

Al haber logrado fortuna en la conquista del Perú, la familia Pizarro erigió en la esquina sureste de la Plaza Mayor de Trujillo y al costado del Ayuntamiento, en la ciudad natal de Francisco Pizarro, un palacio de estilo plateresco en el siglo XVI construido por Hernando Pizarro y Francisco Pizarro sobre las antiguas carnicerías. Es el palacio más imponente de esta Plaza.
Este opulento palacio se estructura en cuatro plantas, siendo significativo por el escudo de armas de la familia Pizarro que se encuentra en el balcón de la esquina con su contenido iconográfico. En uno de sus lados está Francisco Pizarro y en el otro, su esposa, la princesa Inca Yupanqui, su hija Francisca y Hernando Pizarro. Coronan este edificio doce elegantes esculturas que representan alegorías de los vicios y virtudes. Además de este palacio, la antigua casa de Pizarro es ahora un museo en Trujillo, España.
En este museo hay una inscripción sobre la “maldición peruana” que cayó sobre los Pizarro. Para haberse hecho ricos, esta maldición parecer tener su lado positivo. Los restos del gran conquistador reposan en la Catedral de Lima. Al igual que muchos, pienso que el Marquez Francisco Pizarro fue el primer peruano de la historia. Y no sólo eso, sino que al haberse casado con una princesa Inca, le da linaje al mestizaje de españoles con indoeuropeos.

Etiquetas:

Límites en los Virreinatos del Perú y Nueva Granada

Si vemos el mapa del V. de Nueva Granada, observaremos que llega hasta las riberas de los ríos Marañón - Amazonas.
Sobre este tema hay motivos para confusión, pues estos territorios también figuran en los mapas del V. del Perú.
Observemos este mapa del antes (verde claro) y después (en verde oscuro la situación final) del V. del Perú. Desde 1542, hasta 182o en que se independizó.

Etiquetas:

Virreinato del Río de la Plata (Buenos Aires) 1776


Etiquetas:

Virreinato de Nueva Granada (Bogotá) 1717


Etiquetas:

Virreinato del Perú 1542


Etiquetas:

Virreinato de Nueva España (México) 1535


Etiquetas:

Notas Adicionales A La Conquista Del Perú

Cuando escucho gente criolla lamentándose por la conquista, y que de haber sido por ellos no desembarcaba un solo español, me dan retorcijones de estómago. Después de todo, los que desembarcaron fueron nuestros “abuelos”. Desear su fracaso supondría nuestra no existencia. Tenemos que sumar las virtudes de ambas culturas: la nativa y la española, y hacerlas nuestras. Así como, analizar sus errores (muchos de los cuales siguen paseando campantes entre nosotros) y evitar repetirlos.El primer Virreinato que se estableció en las indias fue el de Nueva España, y al parecer llegaba hasta la mitad de Centroamérica. Desde allí (Panamá), y hasta la Tierra del Fuego (con excepción de parte de lo que hoy es Brasil, entregado a los portugueses por el tratado de Tordesillas) se extendió el Virreinato del Perú, hasta por cerca de 200 años.

Etiquetas:

La Conquista de los Incas – John Hemming

Hemming ha sido presidente y secretario de la Royal Geographical Society de Londres. El libro que titula el post (publicado en 1970) ha recibido premios en Londres, EEUU y la Orden al Mérito Público otorgada por el gobierno del Perú. Veamos algunas notas extraídas de su libro.
Los españoles -con una suerte asombrosa- llegaron al Perú en un momento de lo más apasionado en una enconada guerra de sucesión. Capturado Atahualpa, los europeos tuvieron la suerte de observar su protocolo.
Tratábase de un emperador-Dios. Cuando escupía no lo hacía en el suelo, sino en la mano de una de las mujeres de su séquito. Los cabellos que caían de su cabellera los recogían dichas mujeres y se los tragaban. A su paso, el terreno era barrido prolijamente. Sin embargo, los más ilustres de su séquito simulaban limpiarlo previo a su paso. El Inca tenía un aura de divinidad cuidadosamente cultivada que ayudaba a mantener su poder absoluto.
Cierto día Atahualpa desafió a Pizarro a que uno de sus hombres, el gigantesco Tucuycuyuche, peleara a mano limpia con uno de los españoles. Pizarro designó al rudo Alonso Díaz, quien luego de una cruenta lucha, estranguló al inca.
Cuando los españoles, luego de ejecutar a Atahualpa, emprendieron el camino hacia el Cuzco, el Perú estaba dominado por el ejército Inca de Quito (facción Atahualpa), al mando de los generales Calcuchimac (que fue capturado tontamente) y Quizquiz (que opuso tenaz resistencia, a pesar de tener en contra a poblaciones locales que resentían la invasión quiteña). Quizquiz murió regresando a Quito, muy cerca de su ciudad, a manos de sus propios oficiales, quienes cansados de una lucha infructuosa le exigieron la rendición. Mientras tanto, Rumiñahui controlaba Quito. Con la victoria de Atahualpa sobre Huascar, los incas quiteños llegaron y dominaron el Tahuantinsuyo desde Ecuador hasta el Cuzco. Como sabemos, Atahualpa, fue sorprendido cuando marchaba hacia la capital cuzqueña para su coronación triunfal.
La opresión que sufrieron los pobres indios por parte de los españoles, dio lugar también a protestas como la del Dominico Antonio de Montesinos en 1511: “¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas…?
Bueno, tan pacíficos no eran los (conquistadores) incas, pero no hay modo de justificar la barbarie española que aplastó aplasto una cultura avanzada. La última cultura avanzada en el mundo, que no tenía contactos con el resto del planeta.
Los españoles deseosos de tener un Inca títere, nombraron Inca a un hijo de Huayna Cápac, Manco Inca, quien gobernó conviviendo pacíficamente con los españoles, e incluso, brindándoles contingentes para la conquista de otras tierras; hasta que finalmente se desengañó y se rebeló. Y vaya que les dio trabajo a los hispanos, pues estuvo a punto de destruirlos. Durante meses Manco cercó el Cuzco, y luego Lima hasta que fue rechazado. Finalmente, los incas huyeron al oriente. Pero Manco no dio por perdida su guerra. Luego de reorganizarse levantó una segunda rebelión. En esta tuvo que habérselas no sólo con los españoles, sino con su propio hermano Paullu que había sido nombrado Inca en su reemplazo. Inca títere en realidad.
Derrotado Manco Inca, se retiró a Vilcabamba en el oriente. Esta es la ciudad perdida de los incas. La última capital que se perdió en la historia. Durante más de 200 años se ha especulado sobre su paradero. Manco Inca fue muerto en su refugio de Vitcos por siete españoles fugitivos a quienes protegió y en quienes confió. Los incas apresaron a los homicidas y los mataron (ajusticiaron) cruelmente. Así acabó la vida de Manco II, quien antes de morir nombró a su sucesor: Sayri-Túpac, su primogénito.Sayri Túpac decidió la paz, y negoció con los españoles quien lo reconocieron Inca. Este fue el único emperador nativo en conocer Lima, pues de Vilcabamba fue a Lima, y de allí al Cuzco. Pero Vilcabamba no se entregó. A la salida de Sayri Túpac, quien murió en el Cuzco por enfermedad 3 años después; su medio hermano Tito Cusi Yupanqui se proclamó Inca. La personalidad guerrera de este contrastaba con la concertación empleada por Sayri Túpac. Sin embargo, el nuevo Inca gobernó su nación independiente (Vilcabamba) en paz con los españoles, coexistiendo ambos mundos (el del Inca bastante reducido). Este Inca murió por causas naturales en 1571, es decir 45 años después de iniciada la conquista del Perú. Su sucesor en el trono, fue llamado Túpac Amaru (el primero, no José Gabriel Condorcanqui). El virrey Toledo quiso que Túpac Amaru dejara Vilcanota en paz y le envió un emisario que fue muerto por los incas. No tardo Toledo en enviar sus fuerzas a Vilcabamba. Luego de cruentas luchas los incas se retiraron a la selva. Luego de un seguimiento fanático, los avezados españoles le pudieron echar la mano al cuello al Inca, y lo ejecutaron luego de un proceso breve e injusto. Con la muerte del último Inca, el imperio había sido borrado del mapa.

Etiquetas:

Los Incas – por Terence N. D’Altroy

D’Altroy es profesor de Antropología de la Universidad de Columbia, y uno de los mayores especialistas mundiales sobre los incas. Voy a respetar la manera como escribe los nombres, pues será fácil identificar a los personajes.
El libro(2002) describe con profundidad la sociedad incaica, partiendo desde antes de la creación del imperio, la historia del imperio, los linajes políticos, la ideología inca, el militarismo inca, la forma de gobierno, el Cuzco -centro del poder inca-; la guerra civil fraticida, y la invasión española y sus consecuencias. Es imposible sintetizarlo en un posteo, pero sí quiero mencionar ciertas cosillas que llamaron mi atención:
La expansión de los incas comienza con Wirakocha Inka, octavo soberano. Este comenzó conquistando poblados vecinos al Cuzco, hasta llegar al altiplano donde se aliaron a un facción (los Lupaqa) que había resultado vencedora en un guerra vecinal (contra los Qolla) por tomar el control regional. Según diversos cronistas, es el asalto de los Chankas sobre el Cuzco lo que impulsó a los incas a la fase imperial. Al llegar los Chankas, Wirakocha y su heredero, Inka Urqon, huyeron del Cuzco a refugiarse en un fuerte. En la ciudad quedó Inka Yupanki (conocido después como Pachakuti) quien derrotó a los Chankas. Pasaron 20 años en los cuales Pachakuti renovó el Cuzco. Al cabo de ese periodo, su padre Wirakocha lo invistió como Inca.
Pachakuti comenzó la gran expansión Inca, llegando por el norte hasta lo que hoy es Manta en Ecuador, y por el sur hasta casi tocar lo que hoy es San Lorenzo en Argentina. Posteriormente, Thupa Inka Yupanki extendió el imperio hasta Quito por el norte, y más allá de Santiago de Chile, incluyendo Salta, Tucumán y Mendoza en Argentina. Wayna Qhapaq amplió territorios hasta Pasto en Colombia.
En las campañas del norte, son célebres los asaltos a Otavalo y Caranqui (norte de Ecuador). Con astucia los incas lograron que los defensores abandonen su fuerte, y luego los degollaron y arrojaron a un lago que fue llamado Yaguarcocha o Laguna de Sangre. En la época de Wayna Qhapaq se produjo una alucinante invasión guaraní acompañada por un portugués de nombre Alejo García. Estos se introdujeron en parte de lo que hoy es Bolivia. La invasión fue rechazada por los incas.
Durante la expansión incaica, estos usaron la política de los reasentamientos (mitimaes) para dispersar sociedades que podían entrañar peligro. De ese modo, seis o siete mil familias eran trasladadas a cientos o miles de kilómetros para crear enclaves de colonos llamados Mitmaqkuna. Eso ocurrió con poblaciones de lo que hoy es Bolivia, Ecuador, norte de Argentina, y el Perú. Así, los Qolla del altiplano fueron enviados al Ecuador de hoy, los Cañari fueron extraidos del Ecuador y enviados al Cuzco. Los Paltas, oriundos de lo que hoy es Cuenca, fueron llevados a la meseta del Collao (Puno y norte de Bolivia). El programa de reasentamiento alteró la composición étnica de las tierras altas del Ecuador meridional más que en ninguna otra parte del imperio, reformándose todo el territorio que se extiende alrededor de Tumipampa -Cuenca). Hoy los indígenas ecuatorianos se reconocen descendientes directos de los Incas.
El corolario del imperio se inicia, como es sabido, con la guerra civil entre Waskhar y Atawallpa, hijos de Wayna Cápac, y la llegada ¿oportuna? de los españoles, en su búsqueda del Perú.

Etiquetas:

Protohistoria: Los Incas


Aunque este hecho es anterior a la existencia del Perú y más aún de Ecuador (nación más joven), los Incas, la cultura nacida en el Cuzco, conquistó lo que hoy es Ecuador y se extendió desde lo que hoy es Colombia, hasta Chile y Argentina, abarcando todo el Perú y Bolivia. Veamos qué dicen de ellos dos ilustres autores.

Etiquetas:

jueves, julio 03, 2008

Love, Love Will Tear Us Apart..., Again



Hace un par de semanas pude ver la película Control (Antón Corbijn, 2007). El film que sigue la ruta que lleva al lider de los Joy Division, Ian Curtis (Sam Riley), desde su adolescencia hasta el suicidio, está basado en el libro "Touching From A Distance" escrito por su viuda Deborah (quien además lo co-produce junto con Anthony "Tony" Wilson). 
Aunque la película no propone firmemente las razones que tuvo Curtis para el suicidio (no es un spoiler, el final de Curtis es famoso); desliza sugerentemente que este se debió al conflicto que se formó en su interior, cuando estando casado inició un romance con la periodista belga Annik Honore (Alexandra María Lara). Este amorío se contrapone a la vida hogareña que Curtis mantenía con su esposa Deborah (Samantha Morton) y su pequeña hija. Casado a los 17 años, Ian no había vivido lo suficiente para hacer elecciones sabias antes del matrimonio.
Al parecer el tema Love Will Tears Us Apart explica en algo la situación que pasaba por la cabeza del músico: jovenzuelo algo introvertido, de reducida vida social, había establecido dos relaciones profundas incompatibles entre si. Sus queridas esposa e hija por un lado, y su amante belga por el otro. De ese modo, tironeados sus sentimientos hacía direcciones contrapuestas, se había establecido un equilibrio precario en su vida que amenazaba romperse en cualquier momento. Y se rompió cuando decidió abandonar su hogar para irse con la belga. Más tarde, arrepentido (aunque sin abandonar a la Honore), regresa a casa tratando de rehacer lo imposible. La esposa no da su brazo a torcer y con la ayuda de la cuerda de un tendal Ian cruza la puerta del más allá. Era vísperas de la primera gira de Joy Division a USA. El resto de la banda llegó a tocar en América, pero bajo el nombre de New Order.

Etiquetas: , ,

martes, febrero 05, 2008

Freak Out!

Hace uno tres años o poco más, un par de amigos -uno de ellos filósofo de profesión, y el otro impresor-, me buscaron para plantearme la loca idea de crear una revista de rock independiente. Los patas decían que se podía hablar con otros escritores de revistas similares, agregarle algo de manga/anime, una pizca de filmes y ya está.
Para ese entonces estaba por despedirse la revista Caleta, lo cual haría nacer a 69, una revista aún en circulación. Asimismo, había en escena otra revista-fanzine llamado Interzona, bastante interesantes, ambas. Una tirada a lo pop, la segunda un poco más a lo avant-garde.
Nos reunimos en casa de uno de los chicos que escribiría y decidimos fundar Freak Out!.
La verdad, resultó casi una copia de Caleta, pero complementó la alicaída oferta de documentos especializados en rock independiente.
Para el primer número que era del tamaño de un 45rpm, se me ocurrió sugerir que regalemos precisamente, un disco 45 rpm, lo cual fue bien recibido. Un par de chicos se fueron a Tacora en búsqueda de esas antigüedades.
Yo era uno de los colaboradores que menos escribía, pues me consideraba un neófito al lado de esos entendidos que recitaban referencias, bandas, autores, fechas, discos, conciertos, con una vastedad y prolijidad que jamás igualaría.
Luego de haber apoquinado un dinero, como todos los demás, y haber hecho acto de presencia en el lanzamiento de tres o cuatro números, decidí retirarme cuando el Director, mi amigo el filósofo, una auténtica máquina de escribir/trabajar/explotar a los colaboradores, choteó mi participación para la elaboración de la reseña del soundtrack de las Vírgenes Suicidas, por mis queridos Air.
No le guardé el mínimo rencor a mi amigo, un gran tipo a quien contrataría sin dudar para sacar adelante cualquier proyecto, pero bajo cuyas neuróticas órdenes jamás trabajaría. A la fecha, la revista sigue saliendo, aunque mi filosófico amigo se retiró por aparentes discrepancias. Quedan en el recuerdo las alusiones en Rockdelux a nuestra revista (llamada fanzine por esos condenados españoles), los compilados que sacamos, en uno de los cuales –Entresemana-, salió un temilla de Bajocero, mi alterego, donde me codeó con tremendas bandas peruanas y del exterior como Resplandor, The Yellow Melodies, Voz Propia, Vacaciones, Catervas, etc.

Etiquetas: